Galería
Sobre el artista

Esta exhibición de nueve obras selectas del renombrado maestro dominicano Silvano Lora, realizadas en la técnica de collage sobre lienzo y realizadas en la decada de los ´90, forma parte de una colección privada y sera presentada con fines de venta en la Galería de Arte Arawak desde el dia 21 de agosto al 5

de septiembre del año 2014.

Silvano Lora
Silvano Lora (1931-2003). Pintor, escultor y gestor cultural. Ha sido considerado un ícono del arte nacional y de sus luchas sociales en la historia cultural de la segunda mitad del siglo XX.

Nació el 17 de julio en Santo Domingo. Creció en el sector de San Juan Bosco, en Santo Domingo, y desde pequeño manifestó su oposición al régimen de Trujillo y una gran disposición para las artes visuales. Ingresó a la Escuela Nacional de Bellas Artes a fines de la década de 1940 y formó grupo con Fernando Peña Defilló, Ada Balcácer, Domingo Liz, Eligio Pichardo, entre otros. Fue discípulo de Manolo Pascual y de José Gausachs.

En 1951 realizó su primera exposición en la Alianza Francesa. En 1954 se fue a Europa, visita España y se establece en París hasta 1977. El contacto directo con las vanguardias del momento estimula su interés por las fórmulas innovadoras. En 1956 participa en la Trienal de Roma y viaja al Medio Oriente. Permaneció un tiempo en Madrid, donde conoció a miembros del grupo informalista El Paso. Mantuvo una estrecha amistad con el pintor dominicano Fernando Peña Defilló, con quien compartió el mérito de introducir el uso de materiales extrapictóricos en el arte dominicano.

En 1962 regresó al país y participó en la formación del Grupo Arte y Liberación que nucleó a artistas de distintas disciplinas: poetas, pintores, escultores, músicos, gente de teatro constituyeron un grupo disidente y multidisciplinario unificado por las inquietudes políticas y sociales de la época.

En ese período inició los murales efímeros hechos sobre cartón piedra, o papel de estraza, con pintura corriente, colores elementales: negro, rojo, verde, imágenes agigantadas por el diseño curvo, líneas verticales en la parte superior chocando con el aglomeramiento de casas, techos, platos vacíos y gentes en la parte inferior, que logran una dinámica de choque, de enfrentamiento.

En muchas ocasiones fue deportado y tuvo que mantenerse en el extranjero como exiliado político. Cada retorno fue una inyección de modalidades distintas, de lenguajes y formas de vanguardia siempre ligadas a la dinámica de la conmoción humana.

En 1964 participó junto a Jaime Colson, Fernando Peña Defilló e Iván Tovar en la exposición colectiva Cuatro artistas dominicanos y la Escuela de París montada en los salones de la Alianza Francesa. Su obra Flor endémica, de 1981 ha formado parte de la colección del Museo de Arte Moderno de Santo Domingo. Realizó obras individuales y colectivas en Brasil, Francia, Venezuela, Puerto Rico, Panamá, Roma.

En 1992 montó El Happenning en ocasión del V Centenario del Descubrimiento de América. Su práctica del mural en espacios públicos de alto tránsito, proponía su valor no sólo como testimonio social e histórico, sino como perspectiva visual dinamizante que moviera a determinada acción. Este nuevo concepto fue la base de todo un movimiento que se consolidó con la Bienal Marginal, evento paralelo al oficial que fundó en 1992, para mostrar las obras rechazadas en los concursos bienales patrocinados por el Estado. En estos murales públicos sus texturas móviles, violentas, para las que utilizaba todo tipo de materiales, definirían una obra hecha para denunciar.

Definitivamente inserto en el arte Povera, estimuló el interés por las modalidades contemporáneas en los más jóvenes que participaron con él en las entregas de la Bienal Marginal, la mayoría consecuentes del espíritu de creación perentoria que distingue la postmodernidad. En 1992 realizó el mural alusivo a Juan Pablo Duarte, ubicado en el Paraninfo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en 1996 en que se encuentra en el vestíbulo de la segunda planta del local de la Junta Central Electoral en la Zona Industrial de Herrera, en 1997 el del vestíbulo de la primera planta de la Procuraduría General de la República, en el Centro de los Héroes. También los que realizó en el del Aeropuerto Internacional de Las Américas en 1999, el del patio de la Universidad O y M, el de la Cámara de Diputados, el del hospital Ramón Musa en San Pedro de Macorís y otro en Duvergé, Provincia Independencia.

Se mantienen además, sus soluciones para exteriores de alto tránsito como la Alegoría de la libertad, en el edificio de la Pastoral Juvenil, en la avenida México en que pintó el muro con acrílica, y el realizado en 1999 en los 3 tanques de agua de la CAASD en Arroyo Hondo con el tema del agua y la ecología, en los que aplicó esmalte sobre metal.

En 2003 incursionó en el cine, organizó eventos internacionales en Santo Domingo y realizó cortometrajes. Experimental, iconoclasta, revolucionario de las formas fue ejemplo de sus creencias. La muerte le llegó cuando todavía tenía proyectos por hacer, ideas visionarias propias del cambio de milenio. Su nombre quedó como un ícono del arte dominicano y de sus luchas sociales en la historia cultural de la segunda mitad del siglo XX.

Exposiciones